El arte mucho más allá de sus precursores

A veces somos muy elitistas y solo les damos crédito a las grandes artes, a las clásicas. Admiramos las pinturas renacentistas, leemos a Cervantes y escuchamos a Mozart. Comparado con eso, cualquier otro intento de acercamiento al universo del arte puede ser para muchos infértil. Y es que los pioneros del arte en sus distintas manifestaciones pusieron el listón muy alto.
Pero si las cosas se hubiesen quedado en la Venus de Milo o en la Gioconda, probablemente nunca hubiésemos conocido las vanguardias ni hubiésemos llegado a tener expresiones del arte tan diversas como el performance o la instalación.
Pueden o no gustar ciertos movimientos y corrientes artísticas. Eso depende de cada quien y de sus gustos. Pero es innegable que el mundo, a medida que fue cambiando, generó artistas con inquietudes que fueron más allá de aquellas expresiones pioneras. Yo, la verdad, prefiero un Van Gogh antes que un Boticelli.
Pero repito que eso es apreciación de cada quién. Solo hay que tener el tino de entender que el arte, como todo, forma parte también del tiempo en el que se genera y como tal hay que entenderlo. Lo demás es la subjetividad individual con que cada quien lo procesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *